La Crassula Ovata o Árbol de Jade, es una planta suculenta que puede llegar a crecer hasta 2,5m de alto

Crassula Ovata – Árbol de Jade

Ficha de la Crassula Ovata

Familia Crassulaceae
Subfamilia Crassuloideae
Género Crassula
Variedad Ovata

 

La Crassula Ovata, Árbol de Jade, o Árbol de la Prosperidad, como se le conoce popularmente, es una suculenta en forma de arbusto, nativa del Sudeste de África. Su cultivo se ha extendido en muchos países del mundo, por su belleza, fácil cuidado y adaptabilidad a los cambios del clima.

El Árbol de Jade es una planta perenne que puede llegar a crecer hasta los 2,5 metros de altura, con ramas de diferentes tamaños que crecen en pares y opuestas una de la otra, dándole forma de árbol pequeño.

Sus hojas, gruesas y suculentas, son de un color verde intenso muy característico, de allí que las personas lo reconozcan como «verde jade» y, pueden medir 30 a 90 mm de largo y 18 – 40 mm de ancho, con una forma ovalada y una punta semi aguda.

Posee un tronco suculento muy grueso, de color verde cuando es joven, y luego se torna marrón con cortezas leñosas, con el paso de los años, pudiendo llegar a medir hasta 20 cm de espesor. Sus ramas, verde grisáceas, se caracterizan por tener muchos nudos y son menos rígidas que el tallo central.

El epíteto de su especie, ‘Ovata’, proviene del latín ‘ovatus’, que significa ‘ovalado’ o ‘en forma de huevo’, precisamente por la apariencia y forma de sus hojas.

Cuidados de la Crassula Ovata

El Árbol de Jade, no requiere de cuidados especiales, y es una planta muy resistente a los cambios de estación climática.  Sin embargo tal como otras suculentas, necesita de unas condiciones mínimas para sobrevivir similares a su hábitat natural, como veremos a continuación.

Para dar forma de bonsái, algunos jardineros con experiencia, realizan podas cada cierto tiempo, con el fin de estimular su crecimiento, llevando sus ramas a la figura deseada.

Iluminación

Esta suculenta requiere un promedio de 4 a 6 horas de exposición a sol directo. También puede adaptarse bien en lugares de sombra parcial, pero no florecerá pues requiere de más energía para hacerlo, y la planta la encuentra durante su fotosíntesis.

hojas de arbol de jade
Cuando recibe mucha luz solar, los bordes de sus hojas se tornan rojizos

Por otra parte, cuando la radiación solar tiende a ser más de la que la planta puede soportar, el borde de sus hojas verdes tiende a ponerse de color rojizo. Esto suele ocurrirle más frecuentemente a las plantas jóvenes, que por lo general tienen hojas más tiernas y débiles, provocándole pequeñas quemaduras de color marrón en las mismas.

Temperatura

El Jade resiste las temperaturas más cálidas en las que puede habitar el hombre; sin embargo no resiste las heladas, por lo que sus temperaturas mínimas deben estar entre 8 y 10 °C. Aunque hay registros de que han podido resistir a temperaturas de -1 °C, pero con daños en sus hojas y flores.

Humedad

La Crassula Ovata le gusta la humedad, pues en su ambiente natural, de clima mediterráneo de dos estaciones, los vientos frescos oceánicos llevan consigo humedad y lluvias a lo largo de toda la zona costera del sudeste africano.

Sin embargo, a pesar de que la planta está acostumbrada a tal elemento, no quiere decir que todo el tiempo tenga que ser impregnada de agua. Sobre todo en los inviernos y noches muy frías, pues en este tiempo la planta no suele absorber la misma cantidad de agua.

Sin embargo en verano, y sobre todo con las plantas más jóvenes que tienden a sufrir estrés hídrico, puede aplicarle con un rociador o asperjadora sobre las hojas, un poco de agua en los días más calurosos.

Riego

El riego es el tema más importante en el cuidado del Árbol de Jade, ya que no tolera el exceso de agua en el sustrato. Cuando esto sucede, en el sustrato suelen reproducirse ciertos patógenos que atacan las raíces de la planta, y esta termina sucumbiendo ante tal afectación.

En  general, se recomienda regar una vez se haya secado por completo el sustrato. Entonces así podrá regar con moderación hasta que quede completamente mojado.

Solamente durante verano, usted deberá reducir la cantidad de agua y frecuencia del riego, pues la planta entra en un estado de latencia, que le impide liberar agua, por lo que no sufrirá estrés hídrico.

Y durante invierno, el riego deberá ser mucho menor. Incluso, hasta una o dos veces por mes, y con una mínima cantidad solo para humedecer.

Sustrato y abonado

Además del oportuno riego, es sumamente importante que el sustrato de esta planta sea  permeable, por lo que no deberá contener únicamente la tierra compostada que venden en el vivero. Si no también, otros elementos que evitarán que retengan el agua como la arena de sílice, perlita y gravilla.

No obstante, si no puede conseguir todos estos elementos, lo más probable es que encuentre sustrato para cactus, y este sí serviría, mezclado con el compost orgánico y la tierra para jardinería.

En cuanto a la fertilización, esta suculenta puede vivir aplicándole compost orgánico 2 veces por año. Sin embargo, si usted quiere lograr mejores resultados y una mayor floración, follaje y fortaleza en sus ramos, puede aplicar fertilizante para suculentas de forma diluida una vez por año. En este deberá seguir estrictamente las indicaciones del fabricante para no exceder las dosis recomendadas.

¿Cómo reproducir el Árbol de Jade?

A medida que la planta crece, va creando bancos de arbustos mediante las hojas y ramas que caen al suelo, y que luego enraízan dando origen a nuevas planta.

Esto sucede porque sus ramas suculentas son pesadas y frágiles, y dado que tienen muchos nudos, las mismas no se desgarran, sino que mayormente se separan en estas uniones, dando origen a más ramificaciones.

En este sentido, usted podrá reproducir la Crassula Ovata mediante esquejes (ramas tiernas en crecimiento), u hojas, ya que tienen una gran cualidad de enraizar rápidamente y comenzar su crecimiento.

Recuerde, tal en como la mayoría de las suculentas, al cortar un esqueje u hoja de la planta, no debe plantarla inmediatamente. Deberá conservarla en un lugar seco, cálido, pero protegido del sol, durante al menos 2 o 3 días, hasta que forme una callosidad en la herida. Luego entonces podrá plantarles, aplicándoles un poco de agua.

Flor de la Crassula Ovata

Las flores del Árbol de Jade es uno de sus principales atractivos en primavera

El Árbol de Jade produce abundantes racimos de flores, en primavera, y a veces en invierno, sobre todo si cuenta con un sustrato seco y la correcta iluminación que necesita.

Sus flores son de color blanquecino a rosado y tienen una ligera fragancia dulce y agradable.

Variedades

De la familia de las Crassula Ovata, la botánica ha reconocido otras variedades, dos de ellas muy comercializadas en Norte América y Europa, como lo son:

La Crassula Ovata Gollum es una variedad que puede llegar a crecer hasta 90 cm de alto por 60 cm de diámetro, y sus hojas son tubulares, con una terminación cónica. De allí que se le llame «Orejas de Shrek».
Crassula ovata gollum

La Crassula Ovata Hobbit, suele ser confundida con la Gollup, pero sus ramas y hojas son más compactas y están más cercanas unas de otras. Además de las orejas de Shrek, también posee hojas tubulares con terminaciones planas y redondeadas, y otras que crecen más largas para intentar enroscarse a las ramas. Es todo un espectáculo.
Crassula ovata hobbit

En conclusión, la Crassula Ovata o Árbol de Jade, es la planta ideal para complementar sus jardines, corredores y esquineros, pues su voluminosa y particular apariencia nunca pasará desapercibida.