La Haworthia Retusa, es una de las más populares de este género

Haworthia, el género suculento más anhelado de África

Haworthia, es un género de plantas suculentas africanas, caracterizado por ofrecer una gran variedad de hermosas y delicadas especies de hojas carnosas y de apariencia muy diversa. Su uso en el resto del mundo es ornamental, y se cultiva mayormente en macetas y jardineras protegidas del sol directo.

Actualmente, existen 38 especies de Haworthia, de las cuales al menos 25 de ellas se subdividen en variedades, de diversas formas y colores, para un total de 131 taxones reconocidos dentro de este género.

El género es nativo de la República de Sudáfrica, y sus especies se encuentran distribuidas en las provincias ubicadas al norte, oeste y este de Cabo.

Taxonomía del género Haworthia

El término ‘Haworthia’, fue acuñado formalmente por el botánico francés, Henri Duval, en honor a Adrian Hardy Haworth, un botánico, carcinólogo y entomólogo inglés, quien fue una eminencia a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, por sus investigaciones y avances en dichas áreas.

Aunque inicialmente, este género incluía gran cantidad de taxones, en 1971, las investigaciones llevaron al botánico Martin Bayer, a dividir y reorganizar Haworthia en tres subgéneros clasificados según la forma flor y cantidad de pétalos:

  • Haworthia con 41 especies
  • Hexangulares con 16 especies
  • Robustipedundunculares con 4 especies

Sin embargo, por los resultados de investigaciones moleculares sobre las relaciones a nivel genérico, en el año 2013, muchas especies fueron separadas de los subgéneros Hexangulares y Robustipedundunculares, por Gordon  Rowley, estableciendo así los nuevos géneros ‘Haworthiopsis’ y ‘Tulista’.

Tanto Haworthia como, Haworthiopsis y Tulista, están relacionados con los géneros suculentos Aloe, Gasteria, Kniphofia, Poellnitzia y Astroloba

Características del género Haworthia

La Haworthia Truncata, nos prense por su inusual forma, textura rústica pero de apariencia delicada

Estas suculentas se caracterizan por tener hojas carnosas, perennes, dispuestas en formas de rosetas compactas, creando patrones que se repiten de generación en generación.

Sus hojas varían mucho entre las especies reconocidas, en cuanto a su forma, textura, colores, puntas y tamaño, y en su mayoría no poseen tallo.

Podría interesarle también: Haworthia Cymbiformis

Sus tamaños en edad adulta varían desde los 3 a 30 cm de diámetro, y hasta 20 cm de altura. Y aunque su crecimiento es lento, suele producir compensaciones o hijuelos para formar grupos densamente poblados.

Cuidados de la Haworthia

El cultivo en su hábitat natural, por lo general se encuentra entre las rocas, peñascos con suelos de poca profundidad, escondido bajo un arbusto o hasta debajo de la tierra, pero protegidos parcialmente del sol directo,  lo que la hace ideal para ambientes internos como en el hogar, oficina, jardineras o el alféizar de las ventanas en edificios o balcones.

Las Haworthia pueden resistir períodos largos de sequía, pero no toleran el exceso de agua por mucho tiempo en el suelo, así como tampoco resisten las heladas invernales por debajo de los 4 °C.

La combinación de elementos para el sustrato debe ser equilibrado

En cuanto al sustrato, tal como ocurre con las cactáceas y demás suculentas, debe ser muy permeable para evitar que el agua quede retenida por varios días en el macetero, ya que esto provocaría un acelerado proceso de pudrición de las raíces.

Sin embargo, a pesar de que no toleran el agua en exceso, les gusta,  una vez el sustrato esté completamente seco, que sean regadas generosamente para que puedan reabastecer sus almacenes acuosos.

Y en cuanto a los enemigos naturales, en los jardines rara vez se le ve atacada. Sin embargo en épocas de sequía pudiera servir de alimento y fuente de hidratación para grillos, saltamontes, tortugas o roedores pequeños.

No obstante, en condiciones de excesiva humedad, sombra, falta de agua o enfermedad de la planta, puede ser atacada por cochinillas o pulgones, que se alimentan de la savia de la planta, lo cual la debilitaría aún más, y hasta podrían infectarles con algún virus o bacteria que condenen la planta a su muerte.

Flores de las Haworthia

De izquierda a derecha: Haworthia cuspidata, cymbiformis y retusa

Las flores de este género de plantas, por lo general son diminutas, y sin valor comercial, ya que son de colores pálidos como blanco con tendencia a rosado, verde o amarillo, generalmente con una vena verde o rosada en los tépalos (hojas de la flor).

Sus inflorescencias nacen de un largo y fino tallo desde el centro de la planta o de la base de las hojas. En su mayoría son flores en forma de campana, bilabiadas (es decir, que en la punta tienen forma de labios, uno diferente al otro), y suelen crecer en verano aunque rara vez en otoño.

Reproducción de las Haworthia

Los hijos de la Haworthia Barco deben separarse cuando estos ya tengan raíces

La mayoría de las Haworthia puede reproducirse de forma natural a través de semillas y compensaciones. Sin embargo en algunas especies y variedades se puede utilizar el método de reproducción asexual, a través de esquejes o esquejes de hojas, para lo cual se requiere gran cuidado, a fin de tener éxito en su cultivo.

Finalmente, las Haworthia son un género de suculentas fascinante, que con toda seguridad le invitará a coleccionar para contemplar su belleza, adaptabilidad y elegancia, en la singularidad de una pequeña maceta, jardinera de su hogar o ambiente de trabajo.

 

 

 

 

Suculentas HAWORTHIA: tipos y variedades de Haworthia

Suculentas HAWORTHIA: tipos y variedades de Haworthia

Haworthia, es un género de plantas suculentas africanas, caracterizado por ofrecer una gran variedad de hermosas y delicadas especies de hojas carnosas y de apariencia muy diversa. Su uso en el resto del mundo es ornamental, y se cultiva mayormente en macetas y jardineras protegidas del sol directo.

Actualmente, existen 38 especies de Haworthia, de las cuales al menos 25 de ellas se subdividen en variedades, de diversas formas y colores, para un total de 131 taxones reconocidos dentro de este género.

El género es nativo de la República de Sudáfrica, y sus especies se encuentran distribuidas en las provincias ubicadas al norte, oeste y este de Cabo.

Taxonomía del género Haworthia

El término ‘Haworthia’, fue acuñado formalmente por el botánico francés, Henri Duval, en honor a Adrian Hardy Haworth, un botánico, carcinólogo y entomólogo inglés, quien fue una eminencia a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, por sus investigaciones y avances en dichas áreas.

Aunque inicialmente, este género incluía gran cantidad de taxones, en 1971, las investigaciones llevaron al botánico Martin Bayer, a dividir y reorganizar Haworthia en tres subgéneros clasificados según la forma flor y cantidad de pétalos:

  • Haworthia con 41 especies
  • Hexangulares con 16 especies
  • Robustipedundunculares con 4 especies

Sin embargo, por los resultados de investigaciones moleculares sobre las relaciones a nivel genérico, en el año 2013, muchas especies fueron separadas de los subgéneros Hexangulares y Robustipedundunculares, por Gordon  Rowley, estableciendo así los nuevos géneros ‘Haworthiopsis’ y ‘Tulista’.

Tanto Haworthia como, Haworthiopsis y Tulista, están relacionados con los géneros suculentos Aloe, Gasteria, Kniphofia, Poellnitzia y Astroloba

Características del género Haworthia

La Haworthia Truncata, nos prense por su inusual forma, textura rústica pero de apariencia delicada

Estas suculentas se caracterizan por tener hojas carnosas, perennes, dispuestas en formas de rosetas compactas, creando patrones que se repiten de generación en generación.

Sus hojas varían mucho entre las especies reconocidas, en cuanto a su forma, textura, colores, puntas y tamaño, y en su mayoría no poseen tallo.

Podría interesarle también: Haworthia Cymbiformis

Sus tamaños en edad adulta varían desde los 3 a 30 cm de diámetro, y hasta 20 cm de altura. Y aunque su crecimiento es lento, suele producir compensaciones o hijuelos para formar grupos densamente poblados.

Cuidados de la Haworthia

El cultivo en su hábitat natural, por lo general se encuentra entre las rocas, peñascos con suelos de poca profundidad, escondido bajo un arbusto o hasta debajo de la tierra, pero protegidos parcialmente del sol directo,  lo que la hace ideal para ambientes internos como en el hogar, oficina, jardineras o el alféizar de las ventanas en edificios o balcones.

Las Haworthia pueden resistir períodos largos de sequía, pero no toleran el exceso de agua por mucho tiempo en el suelo, así como tampoco resisten las heladas invernales por debajo de los 4 °C.

La combinación de elementos para el sustrato debe ser equilibrado

En cuanto al sustrato, tal como ocurre con las cactáceas y demás suculentas, debe ser muy permeable para evitar que el agua quede retenida por varios días en el macetero, ya que esto provocaría un acelerado proceso de pudrición de las raíces.

Sin embargo, a pesar de que no toleran el agua en exceso, les gusta,  una vez el sustrato esté completamente seco, que sean regadas generosamente para que puedan reabastecer sus almacenes acuosos.

Y en cuanto a los enemigos naturales, en los jardines rara vez se le ve atacada. Sin embargo en épocas de sequía pudiera servir de alimento y fuente de hidratación para grillos, saltamontes, tortugas o roedores pequeños.

No obstante, en condiciones de excesiva humedad, sombra, falta de agua o enfermedad de la planta, puede ser atacada por cochinillas o pulgones, que se alimentan de la savia de la planta, lo cual la debilitaría aún más, y hasta podrían infectarles con algún virus o bacteria que condenen la planta a su muerte.

Flores de las Haworthia

De izquierda a derecha: Haworthia cuspidata, cymbiformis y retusa

Las flores de este género de plantas, por lo general son diminutas, y sin valor comercial, ya que son de colores pálidos como blanco con tendencia a rosado, verde o amarillo, generalmente con una vena verde o rosada en los tépalos (hojas de la flor).

Sus inflorescencias nacen de un largo y fino tallo desde el centro de la planta o de la base de las hojas. En su mayoría son flores en forma de campana, bilabiadas (es decir, que en la punta tienen forma de labios, uno diferente al otro), y suelen crecer en verano aunque rara vez en otoño.

Reproducción de las Haworthia

Los hijos de la Haworthia Barco deben separarse cuando estos ya tengan raíces

La mayoría de las Haworthia puede reproducirse de forma natural a través de semillas y compensaciones. Sin embargo en algunas especies y variedades se puede utilizar el método de reproducción asexual, a través de esquejes o esquejes de hojas, para lo cual se requiere gran cuidado, a fin de tener éxito en su cultivo.

Finalmente, las Haworthia son un género de suculentas fascinante, que con toda seguridad le invitará a coleccionar para contemplar su belleza, adaptabilidad y elegancia, en la singularidad de una pequeña maceta, jardinera de su hogar o ambiente de trabajo.